3/4/14

Más Luz en el Horizonte - Partes 5 y 6

luz
Más Luz en el Horizonte - por Trigueirinho


Parte 05:

Uno de ellos se compone de individuos que se tornaron más conscientes que el resto de sus semejantes. Estos seres forman una Jerarquía - no de poder económico, bélico ni científico, como las jerarquías humanas comunes, sino de valores reales, o mejor dicho, de vibración. Por vibración se entiende el propio pulsar de la vida, en una frecuencia más lenta o más rápida.
Cuanto más rápida es la frecuencia de ese pulsar, más sutil, interiorizado y evolucionado es el ser, independientemente de su posición o situación material y externa. La Jerarquía espiritual que conduce los destinos evolutivos de la Tierra se implantó hace millones de años. Al principio estaba compuesta solamente de seres de otros esquemas planetarios, pues en la Tierra todavía no había consciencias que pudieran participar. No obstante, lenta y gradualmente, algunos seres humanos se fueron liberando de la estructura densa y psíquica de este planeta y pudieron asumir sus puestos en la cooperación con el Plan evolutivo general.Hoy la Jerarquíaterrestre está compuesta casi por completo de seres


que evolucionaron aquí en este planeta a través del desapego, de la ampliación de la consciencia y del servicio altruista. Sin embargo, Consciencias, Energías y Seres avanzados continúan llegando de otros esquemas planetarios, de otras galaxias o de otros universos que existen en diferentes dimensiones para servir aquí al Plan evolutivo. En la Biblia y en otros libros antiguos se los menciona. En el episodio bíblico de Ezequiel se encuentran algunas referencias de estos inspiradores de la humanidad: "Y miré", dice Ezequiel, "y he aquí cuatro ruedas junto a los Querubines; una rueda junto a cada Querubín (...)". ¿Qué serían esas ruedas y que serían los Querubines? Djwal Khul, el Maestro Tibetano, se refiere a las Entidades Planetarias en el libro que le dictó a Alice A. Bailey, Iniciación Humana y Solar: "(...) las primeras con las que trabajaremos serán las llamadas Entidades Planetarias. Esto se refiere a aquellos Grandes Seres que, por un período de manifestación planetaria, protegen a nuestra humanidad o permanecen con ella. 



Parte 6:

No son muchos, pues la mayoría de los Grandes Seres prosigue de manera firme y creciente en otro y más alto servicio, a medida que Sus lugares puedan ser ocupados y Sus funciones llevadas a cabo por los miembros de nuestra evolución terrestre (...)". Otro grupo de vidas encargado de la evolución terrestre es responsable de la construcción de las formas. Los seres que lo componen se denominan devas, y sobre ellos encontramos algunos datos básicos en el Tratado sobre el Fuego Cósmico, de Alice A. Bailey. Este libro es una fuente de informaciones segura y, aunque abstracto para la mente normal, aclara este asunto y elimina las supersticiones al respecto. Entre los que forman parte de estos grupos, algunos tienen, en el ciclo actual del mundo, una tarea específica para con la humanidad.Al servicio en la órbita de la Tierra, muchas veces las entidades védicas se vuelven visibles a nuestros ojos físicos, llamando a la humanidad para un despertar muy necesario y decisivo en esta época. Para un ser




evolucionado no terrestre no es difícil asumir una apariencia sólida y visible a los ojos normales, aunque pertenezca a un estado puramente sutil. Para esos seres de esquemas planetarios más adelantados, donde se vive en formas entéricas, astrales, mentales, o en condiciones aun más abstractas, es simple tomar una forma física densa aquí en la Tierra. Las formas, en cualquier nivel, no pasan de "pensamientos condensados", y sólo en este planeta todavía se las considera algo más consistente. Algunos seres se valen de "formas pensamiento" para manifestarse y cumplir partes del Plan evolutivo. Revistiéndose de esas formas pensamiento, no encuentran barreras para proyectarse donde sea necesario y para tomar la apariencia externa que el ambiente requiera. Utilizando los espacios interdimensionales, se pueden trasladar con extraordinaria velocidad, venciendo en pocos segundos una distancia física que cuerpos o seres normales llevarían varios años luz.


0 comentários :

Publicar un comentario