Ir al contenido principal

Reflexiones Diarias - 19 de Noviembre

Noviembre


El vivir - El morir - El renacimiento - El amor


19 de Noviembre



«¿Existe una cosa como el alma?

Para comprender esta cuestión de la muerte, debemos liberarnos del miedo, el cual inventa las diversas teorías de la vida futura o la inmortalidad o la reencarnación. Así que decimos lo dicen en Oriente que existe la reencarnación, que hay renacimiento, una renovación constante que continúa y continúa: el alma, lo que llamamos el alma. Ahora, por favor, escuche muy atentamente.

¿Existe tal cosa? Nos gusta pensar que existe, porque eso nos da placer, porque es algo que hemos colocado más allá del pensamiento, más allá de las palabras, más allá; es algo eterno, espiritual, que jamás puede morir, y entonces el pensamiento se aferra a eso. Pero ¿existe una cosa como el alma, una cosa que está más allá del tiempo y del pensamiento, algo no inventado por el hombre, algo que se encuentra más allá de la naturaleza humana, que no ha sido elaborado por la mente astuta? Porque la mente ve esta enorme incertidumbre, esta confusión, ve que en la vida no hay nada permanente, nada. La relación que tenemos con nuestra esposa, nuestro marido, nuestro empleo, nada de eso es permanente.

Entonces la mente inventa algo que sea permanente, y lo llama el alma. Pero, dado que la mente piensa en ello, tal cosa sigue estando dentro del campo del tiempo. Es obvio. Si puedo pensar en algo, eso forma parte de mi pensamiento. Y mi pensamiento es el resultado del tiempo, de la experiencia, del conocimiento. De modo que el alma está ano en el campo del tiempo [...].

Así pues, la idea de la continuidad de un alma que renacerá una y otra y otra vez no tiene sentido, porque es la invención de una mente atemorizada, de una mente que desea y busca una duración a través de la permanencia, que anhela certidumbre, porque en eso hay una esperanza.»


Comentarios

Entradas populares de este blog

Sanando con los 72 Nombres de Dios

REQUISITOS PARA ACTIVAR EL PODER DE LOS 72 NOMBRES DE DIOS
La secuencia de tres letras que forma a cada uno de los 72 Nombres opera de forma semejante a la de un cable que transmite diferentes tipos de energía para nuestro mundo físico.

Las tres letras significan tres fuerzas: Una carga positiva. Una carga negativa. Un hilo de tierra. Esta estructura crea un circuito de energía que canaliza corriente espiritual para su vida de forma segura, así como un enchufe de tres pivotes transmite con seguridad corriente eléctrica para los aparatos de su casa.

47º Nombre de Dios - Sanación

47 - Transformación Global: Ayudando a traer la paz mundial.

Acelerar la evolución espiritual

«Usted dice que quiere una revolución. Bien, usted sabe, todos queremos cambiar el mundo.» - John Lennon
Clique sobre la imagen para ir a la meditación Síntomas Relacionados:
Bondad; Guerra; Paz de Espírito.

Reflexión:
La paz mundial comienza en el individuo. Antes de poder cambiar la condición humana, necesitamos cambiar a nosotros mismos.
Muchas veces puede ser fácil hacer una manifestación en nombre de alguna causa. Es mucho más difícil mirar en el espejo y comenzar el trabajo de transformación interior.
Si un mendigo está necesitando cinco dólares y una persona que está pasando solo tiene diez centavos, ella no podrá satisfacer las necesidades del mendigo. Dicho de otra manera, solo podemos compartir lo que poseemos.
Antes de comprometernos en una misión de cambiar el mundo, necesitamos transformarnos a nosotros mismos, cambiar nuestro comportamiento y alcanzar verdadera felicidad y plenitud…

5º Nombre de Dios - Sanación

5 - Cura: Meditación para si mismo y para los demás. Curar el Cuerpo, la Mente y el Alma.