27/7/09

Krishnamurti


Jiddu Krishnamurti nació en India en 1895 y desde los trece años de edad pasó a ser educado por la Sociedad Teosófica, que lo consideraba el vehículo para el "Instructor del Mundo", cuyo advenimiento proclamaban.

Krishnamurti luego emergió como un poderoso, independiente e inclasificable instructor, cuyas exposiciones y escritos no estaban vinculadas a ninguna religión específica, no siendo del Oriente ni del Occidente, pero para el mundo entero.

Repudiando con firmeza la imagen mesiánica, en 1929 disolvió dramáticamente la gran y rica organización que había sido creada a su alrededor, y declaró ser la verdad "una tierra sin caminos", a la cual ninguna religión formalizada, filosofía o secta daría acceso.

Por el resto de su vida Krishnamurti insistentemente rechazó la posición de gurú que intentaron endosarle. Continuó a atraer gran audiencia a través del mundo, pero no reivindicaba autoridad, no quería discípulos, y hablaba siempre como un individuo habla a otro.

En el cierne de su enseñanza estaba la concienciatización del que es posible producir cambios fundamentales en la sociedad solo por la transformación de la conciencia individual. Enfatizaba constantemente la necesidad de auto conocimiento, y de la comprensión de la influencia restrictiva y separatista de los condicionamientos religiosos y nacionalistas.

Apuntaba siempre para la necesidad urgente de apertura, del "amplio espacio en el cerebro en el que hay inimaginable energía". Esto parece haber sido el origen de su propia creatividad y la clave para su impacto catalítico sobre una amplia gama de personas.

Krishnamurti continuó hablando por el mundo hasta su muerte, en 1986, a los noventa años de edad. Sus exposiciones y diálogos, diarios y cartas han sido preservados en libros y grabaciones. Habló en varias universidades, a profesores y a grupos de estudiantes, en EEUU, en Europa y India. Fue frecuentemente procurado por pensadores y científicos, con quiénes estableció debates.

La educación constituyó su principal preocupación, desde mucho joven, habiendo fundado varias escuelas. Hoy estos centros educacionales son renombrados y reciben jóvenes de todas las partes del mundo. Las más famosas son las de Brockwood Park, en Inglaterra, para jóvenes desde los catorce años, a de Rishi Valley, en India, que recibe niños desde los siete años, y a de Oak Grove, en EEUU, con alumnos desde los tres años y medio de edad.

1 comentários :

Publicar un comentario