17/7/09

Inicio De La Activación Del ADN - Parte III



La estructura celular es específica y única. Al igual que la máquina lineal, es especializada, y ustedes han oído hablar de las células madre que llevan esa especificidad. Pero el ADN es idéntico en todo el cuerpo. No es específico. Ustedes no tienen un ADN de la uña del pie ni un ADN del cabello ni un ADN del corazón. Sólo tienen su propio ADN. Billones de copias del mismo anteproyecto cuántico humano tienen que hablar entre sí al instante o ustedes dejarían de existir. ¿Cómo lo hicieron? En la ciencia no se le ha asignado realmente ningún nombre al proceso de comunicación entre los bucles del ADN, pero lo harán. Es una cuanticidad dentro de la “sopa” del magnetismo. 

Vamos a estudiar ahora cómo se produce la comunicación, y el rompecabezas comienza a armarse. Porque el maestro magnético está ante ustedes. Muchos han creído durante años que el atributo magnético de Kryon está relacionado con la rejilla. Esto es cierto solamente en parte, porque en realidad se trata del magnetismo del ADN. 

Porque, como indicó mi socio en la serie de conferencias de hoy, hay algo que deben saber sobre el ADN, y es que tiene componentes magnéticos. Cada bucle de ADN tiene un campo magnético que se superpone al del bucle junto a él, el cual a su vez, se superpone al bucle que está a su lado. Cientos de billones de superposiciones equivalen a una conciencia. Esto representa luego a la impronta magnética que el Humano lleva consigo. 

El magnetismo es una energía interdimensional, una energía cuántica, y esta impronta crea el aura humana. Un aura no es un campo magnético, y no podrán ver un aura con un equipo magnético. El aura es el resultado de una confluencia de comunicación del ADN al interior del cuerpo humano, es una impronta cuántica, es una fusión de energía que crea un campo cuántico que no puede ser medido por nada que exista en el planeta, todavía. 

Les digo estas cosas porque tienen que entender que lo que sucede en el ADN, sucede todo al mismo tiempo, dentro de cada una de sus capas energéticas. Piensen en la coordinación, en el rompecabezas. Si van a tener algún tipo de activación esotérica que sea nueva al interior de su ADN, ¡imaginen lo que sucedería! Cientos de billones de partes recibiéndola todas al mismo tiempo. ¿Cómo se sentiría eso? 

Reflexionen por un momento… 

He estado canalizando ya por algunos minutos. Sin embargo, en una multitud de este tamaño hay muchos caminos espirituales. Algunos están empezando a darse cuenta que ésta es una comunicación real y otros nunca se darán cuenta. Habrá quienes entiendan lo que está por venir y habrá quienes no lo harán. Es por eso que se está transcribiendo este mensaje en tiempo real, para que puedan revisar la información cuando lo necesiten. Pero nunca se repetirá lo que está sucediendo en este momento; ustedes y yo nos encontramos en un estado cuántico, querida familia, justo en este momento. Aprovéchenlo. Porque en este lugar hay energías cuánticas que recorren los pasillos. Algunas de ellas los están tocando ahora mismo y ustedes pueden sentirlas. 

Características… 

Hablemos del ADN. Ahora, mi socio, esto es muy importante. Asegúrate que los números estén correctos; que los propósitos estén correctos, y enseña esto de tal manera que pueda ser comprendido. [Estas fueron instrucciones para Lee.] 

Hay cinco energías cuánticas involucradas en los dones de esta era. Son cinco, específicamente. Pero podrían decir que no podemos ignorar la principal, ya que es la capa 3D principal. Si dijeran eso estarían en lo correcto. Con ésa son realmente seis energías, pero aun así me voy a atener a un concepto de cinco, ya que la Capa Uno del ADN siempre se ve afectada por todo lo que sucede dentro de las demás. La capa uno ha sido identificada en la doble hélice de la 3D… es la química lineal que se puede observar bajo el microscopio. Aunque las partes no cambian, la forma en que interactúan es programada por las otras 11. Por lo tanto, la número uno siempre está cambiando. Representa la química; por lo tanto, representa lo que ustedes ven y sienten. 

En numerología, el cinco es el número del cambio, y es apropiado para nosotros ubicar esa energía en esta lección. Las cinco energías o identidades de las capas son: la número dos, la número seis, la combinación de las capas siete y ocho y la número nueve. Estas representan cinco energías que involucran seis capas. Lo iré explicando a medida que avanzamos y las vamos a enumerar en el resumen. Esta enseñanza es esotérica y es compleja. Es hermosa, nueva, y empieza a aclararles algunas cosas, son los conceptos que deben conocer. Les ofrece una explicación sobre los dones iniciales del cambio, y les proporciona atributos que pueden usar ahora y que no podían utilizar antes. Comienza a explicar lo inexplicable. 

Ya les he dado la numerología general de esta lección. Así que ya estamos en la energía de la numerología. Si dudan que estamos tratando con la energía del cinco, entonces hagan esto: Tomen la capa dos, la capa seis, la capa de siete, la ocho y la nueve y súmenlas, van a obtener la energía numerológica del cinco [2 + 6 + 7 + 8 + 9 = 32]. Cuando el 32 se reduce a un número, da cinco. Así que, otra vez, el cinco significa cambio universal. ¡Prepárense para el cambio! 

Ahora, les doy lo que mi socio llama la cláusula de exención de responsabilidad. [Sonrisa de Kryon] Nada de esto les va a suceder si no lo desean. Estos son dones para los Trabajadores de la Luz. Si los Trabajadores de la Luz quieren abrir la puerta, si quieren activar las partes cuánticas de sí mismos por medio de su conciencia de libre albedrío, entonces se producirá el cambio. Si no lo quieren, nada sucederá en absoluto. Su realidad en este planeta está regida por el libre albedrío de la conciencia humana. 

Para aquellos que no comprenden este concepto, les repito una vez más la muy famosa paradoja de Hardy. Establece (en su propia ciencia) que en un estado cuántico, los fotones que son observados cambian sus atributos. Esto realmente no es diferente, porque les decimos que su intención es la que crea el cambio de su ADN cuántico. Sin la intención, nada sucede. 

0 comentários :

Publicar un comentario