26/7/09

Mantras de Figueira


Los mantras de Figueira(*) surgieron como una profundización de la búsqueda de sintonía con los mundos internos. Son una respuesta de ésos mundos al apelo y a la inspiración de un gran número de personas. Delimitaron el inicio de una etapa culminante del trabajo de Figueira, cuando ciertas realidades subjetivas se hicieron presentes de manera especial y el grupo asumió más claramente, el compromiso de colaborar en la manifestación de patrones evolutivos.

Esos mantras no pertenecen a sectas ni a movimientos religiosos o filosóficos propios de la Tierra. Fueron, al principio, utilizados por personas que se dedicaban de modo intensivo al contacto con los niveles internos de conciencia. Despues de algún tiempo, se pusieron disponibles para pequeños grupos distribuidos por varios lugares, hasta que más y más participantes del trabajo en Figueira, receptivos a la energía desarrollada por medio de ellos, también se sintieron estimulados a usarlos.

Los mantras de Figueira son expresos en lo que llamamos Irdin, pulsar esencial que da origen a todos los idiomas. Por el ritmo y sucesión de los sonidos, y no por el significado de las palabras, los mantras evocan estados de conciencia correspondientes a los impulsos internos que les dieron forma.

Su práctica juiciosa propicia la elevación de la conciencia, pues establece nuevas sintonías en los cuerpos sutiles y en el cuerpo etérico del ser. La percepción interior y la experiencia de varios años nos llevaron a observar lo siguiente:
  • Reverencia, entrega al ser interior y ausencia de expectativas son actitudes básicas para a correcta sintonía con los mundos internos. En el trabajo con esos mantras, tales actitudes son esenciales.
  • La entonación de los mantras de Figueira no es fija, y puede renovarse continuamente. Por eso, es necesario reconocerla a cada instante.
  • Esos mantras pueden ser entonados en voz alta, murmurados o expresados solo mentalmente. En ciertos casos, una melodía adecuada para el momento puede surgir de manera espontánea. Como regla general, los mantras deben resonar en el silencio del Corazón.
  • Cuando los mantras son pronunciados, su intensidad puede variar de acuerdo con la situación.
  • En el trabajo grupal con los mantras, la actitud de cada individuo influye en el conjunto.
  • Los efectos invisibles de ése trabajo son más poderosos que aquéllos que se pueden percibir.
  • Los mantras son facultativos en la ascesis espiritual y en la vida de servicio. En caso alguno deben ser entonados bajo coerción. Cada grupo y cada individuo descubrirá el modo de usarlos, pero en esa práctica la devoción necesita estar permanentemente viva.

(*) Centro Espiritual de Figueira - Minas Gerais - Brasil 

Extraído del : Glosario Esotérico  (Trigueirinho) - Editora Pensamento
traducido al español por :suelydasilva@gmail.com

Bajar los Mantras de Figueira AQUÍ 

15 comentários :

Publicar un comentario